QUIÉNES SOMOS




Somos una empresa joven y pionera nacida en Gra­nada. Trabajamos el mercado de la Comida a domicilio. Este mercado nació hace muy poco en España y está poco desarrollado en com­paración con el resto de Europa. La realidad es que, hoy en día, las tendencias socio-de­mográficas nos conducen a comer en casa por razones de sencillez, precio, comodidad y desplazamientos. Además, el hecho de que el sector haya evolucionado en tiempos de cri­sis, nos lleva a pensar que crecerá aún más. 

Muchos negocios quieren subirse al tren de la comida a domicilio, pero sienten inseguridad a la hora de enfrentarse a la inversión inicial que hay que realizar. Y no solo eso, sino que supone una preocupación diaria más. 

 Entre estas dos premisas se mueve Flash Food. Subirse a ese tren, de la mano de una empresa de reparto profesional, con medios y experiencia;  y liberando al restaurante de los riesgo. Siendo nuestro objetivo ofrecer un servicio de comida a domicilio de CALIDAD Y RENTABLE

 

¿Por qué Repartir a Domicilio?

Son bien conocidas las franquicias que trabajan  la comida a domicilio: Telepizza, Pizza Hut, Foster Hollywood, Shushi More, Domino´s  Pizza etc. Además de gigantes como Burger King que se han lanzado este año. Es de esperar que cadenas como Mc Donalds o KFC se lancen en los próximos años.

 

Los motivos que animan a estas grandes empresas:

- Sector en crecimiento año tras año..

- Incrementar la producción/eficiencia de cocina.

- Seguir facturando aun con el aforo completo.

- Ampliar mercado con nuevos clientes.

- Fidelizar clientes y conocer sus gustos y preferencias.

- Aumentar la frecuencia de consumo del cliente.

En defintiva: Aumentar las ventas y maximizar beneficios.


¿Qué barreras existen?

-       Gastos de la compra/leasing/alquiler de una moto.

-       Gastos que genera el vehículo. (Impuesto de cir­culación, seguro, ITV,    gasolina, revisiones, reparaciones…)

-       Aumento de personal (CVs, entrevistas, pruebas…)

-       Gastos de contratación, gestoría, salario y pagos de Seguridad Social.

-       Imprevistos como accidentes, averías, bajas por enfermedad…

-       Recursos ociosos: El repartidor esta de brazos cruzados.

-       Desborde de actividad: Exceso de pedidos para un solo repartidor.

-       El repartidor esta bajo su responsabilidad. Una preocupación más.